El Apocalipsis Revelado


Los atentados del 11 de Septiembre, los terremotos de Haití y Chile, el Nuevo Orden Mundial, todos estaban predichos en la Biblia hace más de 2000años. Y el futuro también fue revelado. Abra este folleto y conocerá el mensaje que Dios ha dado para todos sus siervos en la Tierra.
Las Siete Trompetas.
Apo 8:2  Y vi siete ángeles que estaban delante de Dios; y les fueron dadas siete trompetas.
Dios no tolerará para siempre el pecado. Ya se aproxima el fin. Por eso, el profeta dice que vio a Jesús enviar siete ángeles con la misión de despertar su Iglesia y a los habitantes de la Tierra.
Apo 8:6-7  “Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas, se aparejaron para tocar trompeta. Y el primer ángel tocó la trompeta, y fue hecho granizo, y fuego mezclado con sangre, y fueron enviados en la tierra, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada.

Habrá una granizada, con fuego; una lluvia de meteoros, de piedras que vienen del espacio exterior a velocidades de hasta 30 Km por segundo, ardiendo en fuego, las cuales caerán sobre la Tierra, quemando árboles e hierbas, y causando incendios. Las cosechas serán destruidas, disminuyendo la oferta de alimento y generando desabastecimiento en los supermercados y por consiguiente hambre. Un tercio de la superficie del planeta será azotado por esta calamidad. Antes que los hombres se recuperen de la pérdida,

Apocalipsis 8:8-9  “Y el segundo ángel tocó la trompeta, y como un gran monte ardiendo con fuego fue lanzado en el mar; y la tercera parte del mar fue vuelta en sangre.  Y murió la tercera parte de las criaturas que estaban en el mar, las cuales tenían vida, y la tercera parte de los navíos pereció.

Un gran asteroide (cuerpo rocoso de varios kilómetros de diámetro), comparable en tamaño a un gran monte ardiendo en fuego, caerá sobre la Tierra. Los científicos ya están alertando sobre la posibilidad de que esto acontezca en los próximos años:

02/09/2003 - 10h18
Asteroide está en camino a la Tierra y puede chocar en 2014
de Folha Online


Un asteroide de poco más de un kilómetro de diámetro estaría camino a la Tierra y puede chocar con el planeta el 21 de Marzo de 2014, según los astrónomos de la agencia británica responsable del monitoreo de objetos potencialmente peligrosos para el planeta… Llamado en 2003 QQ47, el asteroide se aproxima a la Tierra a una velocidad de 32 Km/seg, un equivalente de 115 mil Km/hora y con 1,2 Km de diámetro...”

Científicos de California concluyeron que, en caso de caer en el mar, el oxígeno del agua alrededor del punto de impacto sería consumido y los animales marinos morirían, lo cual concuerda con las palabras de la profecía:
Y murió la tercera parte de las criaturas que estaban en el mar
Un ambiente sin oxígeno favorecería la proliferación de algas rojas. En poco tiempo, el agua vista desde arriba tendría la misma coloración, igual a la de la sangre, tal como vio al apóstol Juan. El impacto generaría un gran Tsunami, olas de cientos de metros de altura, y así la visión se cumpliría: “fue destruida una tercera parte de las naves”. Una gigantesca ola llegaría a pocas horas luego del impacto, y destruiría ciudades costeras enteras. Antes de recuperarse de esta calamidad, la tierra será nuevamente golpeada:

Apocalipsis 8:10-11  “Y el tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha encendida, y cayó en la tercera parte de los ríos, y en las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella se dice Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas fue vuelta en Ajenjo; y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas.

Un cuerpo celeste que brilla como una estrella y tiene una cola, que se asemeja a una antorcha, es un cometa.  Juan vio el impacto de una sobre la superficie de la tierra, hundiéndose en las capas superficiales del suelo y destruyendo toda la infraestructura subterránea. Tuberías de aguas residuales y tanques de almacenamiento de residuos de vertederos y materiales radioactivos enterrados serán destruidos, liberando materiales venenosos y tóxicos en la tierra, contaminando el agua del sub suelo. Por lo tanto, Juan vio que “muchos hombres murieron por las aguas porque se volvieron amargas." El objeto recibió el nombre de Ajenjo, que significa venenoso. En la Biblia, el nombre representa también misión. Jesús, por ejemplo, significa “Jehová salva”; y el ángel dice: “le pondrás por nombre Jesús, porque el salvará al pueblo de sus pecados”. El cometa Ajenjo hará como dice su nombre. Otra consecuencia del impacto será una calamidad, la cual creemos podrá ser el cumplimiento de la cuarta trompeta:

Apocalipsis 8:12 “ Y el cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas; de tal manera que se oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba la tercera parte del día, y lo mismo de la noche.

En el punto de contacto, el cometa presionaría las capas internas de la tierra. Para aliviar la presión, el material líquido contenido en el centro de la tierra sería expulsado por los cráteres abiertos, los volcanes. Así, tendríamos muchas erupciones como resultado del impacto. Serían lanzadas al aire millones de toneladas de lava y humo negro, oscureciendo la visión de la luz solar, de la luna y de las estrellas, tal y como Juan había predicho. Las imágenes del humo producido por el volcán en Islandia, parecen revelar el texto bíblico:

Imagen 1 – humo de erupción del volcán de Islandia difundiéndose.

Imagen 2 – humo de erupción del volcán de Islandia difundiéndose.

Imagen 3 – Imagen tomada durante el día – visibilidad obstaculizada por el humo del volcán – fuente: Vídeo BBC Brasil.

El Caos se instaurará en la Tierra. Hambre, pestes, inseguridad, desorden y saqueos de los supermercados estarán a la orden del día en las grandes ciudades. En la zona costera, el caos. Para salvar la vida y la de familia, Jesús dejó importantes consejos:

Sofonías 2:5  “¡Ay de los que moran al lado del mar… te haré destruir hasta no quedar morador”.
Lucas 21:21  “…huyan a los montes; y los que estuvieren en medio de la ciudad, váyanse; y los que en las otras regiones, no entren en ella.

Jesús nos llama para salir de las ciudades, especialmente las costeras. Quiere restaurarnos a nuestra condición original, donde nuestros padres vivían en un huerto y cultivaban su propio alimento. Él nos invita a hacer lo mismo. Dentro de poco, los obedientes serán considerados reyes y reinas. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice”

El Aviso más importante

Jesús volverá al sonar la séptima trompeta:

1Corintios 15:51-52  “… todos seremos transformados. En un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción…
1Ts 4:16  Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de Arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en el Cristo resucitarán primero.

Y con Él está su galardón, “para dar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22.12). ¿Cuál será tú galardón? Tus decisiones lo determinarán. El ángel de Apocalipsis dice: “Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús” (Apoc 14.12).

1Jn 2:4, 7  El que dice: Yo le he conocido, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y no hay verdad en él… no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo, que habéis tenido desde el principio.”

De entre los 10 mandamientos, Dios hizo del cuarto una señal especial entre Él y su pueblo obediente: “acuérdate del día sábado para santificarlo”; “seis días harás tu obra, pero el séptimo día es el sábado de reposo, santo al Señor, cualquiera que obraré en él, ciertamente morirá. Guardarán pues el sábado, los hijos de Israel, celebrándolo en sus generaciones por pacto perpetuo; porque en seis días hizo el Señor los cielos, y la tierra, y en el séptimo descanso y reposó” (Éxodo 20.8; 31.15-17).

Que, al Jesús descender en las nubes de los cielos, pueda ver en ti la señal y reconocerte como miembro de su pueblo en la tierra, al cual viene a buscar. Este es nuestro sincero deseo. Amén!

Que Dios te bendiga,

Publicaciones el Cuarto Ángel- Venezuela.

Comentarios